Entendiendo el desafío del Mobile Testing

A continuación les presento el extracto de una publicación realizada por laMobile Testing empresa SmartBear. A los efectos de la nota, me tomé el atrevimiento de traducirlo y recortarlo para dar un contexto y entendimiento del estado del arte del Mobile testing, para que nuestros lectores sepan en general de qué estamos hablando cuando nos referimos a las pruebas de las diversas aplicaciones en dispositivos móviles:

Naturalmente, si el aseguramiento de la calidad para aplicaciones móviles fuera fácil, más gente lo estarían haciendo (o al menos haciéndolo mejor). Pero como cualquiera que haya dado un solo paso en el campo de minas de los móviles sabe, que las cosas se ponen bastante difícil, rápidamente.

Los desarrolladores y testers están inmediatamente enfrentados con múltiples sistemas operativos, diferentes versiones de cada sistema operativo, especialmente con Android, múltiples dispositivos, diferentes marcas y modelos de teléfonos, tabletas, phablets, múltiples portadoras incluyendo las internacionales, múltiples velocidades de datos transferencia (3G, LTE, Wi-Fi), múltiples tamaños de pantalla, resoluciones y relaciones de aspecto, múltiples controles de entrada incluyendo teclados físicos como lo de Blackberry, y múltiples tecnologías de GPS, acelerómetros, que la web y las aplicaciones de escritorio casi nunca utilizan.

Hay aplicaciones nativas, aplicaciones web y aplicaciones híbridas para elegir, y cada una es construida de manera diferente.
Mobile TestingLas
aplicaciones nativas son la forma más común, son aplicaciones creadas para ejecutarse con el hardware de un dispositivo móvil específico, a veces con y sin una conexión de datos, como son las aplicaciones de Kindle o de Angry Birds, por ejemplo.

Aplicaciones web, sin embargo, casi siempre requieren de una conexión de datos, por lo general están diseñadas para funcionar en todas las plataformas que utilizan el mismo código básico, y no son realmente “aplicaciones” en el sentido app-store, pero son simplemente, como su nombre indica, aplicaciones basadas en la Web.

La diferencia entre una página web común y una aplicación web en este contexto, es que estas aplicaciones van desde versiones optimizadas para móviles de sitios web a los sitios web que están construidos a medida (por lo general con HTML5, JS, CSS), diseñadas a partir de cero, específicamente para su visualización con el uso en dispositivos móviles.

Por último, las aplicaciones híbridas, son esencialmente aplicaciones web empaquetadas para las tiendas de aplicaciones como aplicaciones nativas, diseñadas para su uso sólo en dispositivos móviles, que además dependen en gran medida de la comunicación con un sitio web o base de datos alojada en la Web. (Un ejemplo común es la aplicación de Wikipedia, lo que requiere una conexión activa a la base de datos en línea de Wikipedia.org para entregar sus resultados de búsqueda Apache Lucene.)

En otras palabras, la apertura de la caja de Pandora del desarrollo de aplicaciones y de las pruebas de los dispositivos móviles no es para los débiles de corazón. Pero para aquellas almas valientes que han dedicado sus vidas (o al menos carreras) para dominar el arte y la ciencia del aseguramiento de calidad del software son varios los factores a tener en cuenta.

En diferentes publicaciones ahondaremos en este universo que es verdaderamente enriquecedor.

Soluciones QA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *